Modernidad Líquida – Educación Líquida

Hace poco más de 150 años las personas vivían y morían en un escenario tecnológico relativamente igual, por citar sólo un ejemplo, en 1850 el modo de transporte masivo y común todavía era mediante animales o carros movidos por fuerza animal o humana, tales como las carretas o carromatos, en esa época pocos cambios tecnológicos ocurrían y prácticamente el modo de vivir, el modo de trabajar y la forma de hacer las cosas permanecía sin grandes cambios en el trayecto de la vida de las personas.

En esos tiempos, la tendencia era planear a largo plazo, tener un trabajo, empleo y forma de vida estable hasta cierto punto, cosas que definitivamente contrastan con la época actual.

Zygmunt Bauman Sociólogo y Filósofo creo un concepto denominado “Modernidad Líquida”, mediante el cual hace analogías muy interesantes del termino líquido con la modernidad. El estado líquido de alguna sustancia como tal, puede tomar muchas formas con el movimiento, formas que parecen impredecibles, los fenómenos naturales como tormentas, tsunamis, oleadas, se pueden usar perfectamente para describir las características de nuestro tiempo.

Vivimos en una época en la cual los cambios en la forma de hacer las cosas son muy rápidos y estos son provocados esencialmente por las tecnologías digitales en concreto por las tecnologías de información y comunicación. ¿En cuanto tiempo se dio la revolución de teléfono fijo a teléfono celular y de teléfono celular a smartphone?. ¿En cuanto tiempo se dio el cambio de mainframes a computadoras personales y de PC’s  a laptops y de laptops a dispositivos móviles?. No hace mucho tiempo que los directivos dejaron de llevar laptops a sus juntas y las sustituyeron por Tablets o Ipads. Y de esa misma forma  podemos hablar de las últimas tendencias tecnológicas: Web 2.0, Redes Sociales, Cloud Computing y Mobilidad en general.

En un estudio sobre las perspectivas de estudiantes universitarios estadounidenses, se demuestra que un recién egresado universitario puede esperar que tendrá que cambiar de lugar y de tipo de trabajo al menos 11 veces antes de jubilarse. Yo puedo aseverar que esto esta pasando en México también, al menos en el campo de tecnologías de información, muchos compañeros que estudiaron conmigo en la universidad han cambiado de trabajo prácticamente cada dos o tres años, y anteriormente era visto como algo malo, sin embargo, en este tiempo es normal, incluso es bueno tener ese tipo de experiencias.

En términos educativos podemos decir que tenemos una educación líquida, existe conocimiento que se adquiere en la escuela,el cual probablemente en un futuro se tenga que desechar o actualizar, por ejemplo los nueve planetas que nos enseñaron del sistema solar, ahora se convirtieron en 8, porque plutón fue bajado de categoría a planeta enano. De tal forma que actualmente tenemos 8 planetas y 5 planetas enanos (Ceres, Plutón, Eris, MakeMake, Haumea), hasta el momento. Y eso es solamente un ejemplo del lado de las ciencias, para los conocimientos técnicos el escenario resulta más dramático, yo aprendí a programar en un lenguaje denominado Pascal, que actualmente esta obsoleto y en casi completo desuso. No digo que no haya servido de nada, claro que me ayudo a entender conceptos de programación y de alguna forma me ayudo esta experiencia previa a aprender de forma más rápida otros lenguajes de programación. Sin embargo hubo conocimiento que adquirí que probablemente ya no voy a volver a utilizar nunca más.

Así que uno de los retos en la educación es ver a la educación como un producto más que como un proceso, abandonar la noción del conocimiento útil para toda la vida, para sustituirla por la noción del conocimiento de usar y tirar. Finalmente la educación debería ser una acción continua de la vida y no dedicarse exclusivamente al fomento de las habilidades técnicas.


A modo de reflexión y resumen propongo tres ideas fuerza:

  • La única constante en estos tiempos líquidos es el cambio, por lo que debemos estar alertas cuando el cambio llegue y ser capaces de adaptarnos a los nuevos entornos.
  • Los pronósticos se vuelven más difíciles a largo plazo, por lo que es necesario planear a corto plazo para ser capaces de controlar nuestros planes a futuro.
  • El conocimiento actual adquirido, probablemente no servirá del todo en situaciones futuras, por lo que debemos ser capaces de conservar lo que resulte valioso y desechar lo que este obsoleto.

También resumo los términos clave mediante el siguiente mapa semántico:



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *